Oraciones a Santa Marta enamoradora

Novena a Santa Marta 2017-10-11

Con estas plegarias a Santa Marta, pídele que te dé las bendiciones en el amor, para que todo te salga bien, y para que tu familia y seres queridos, se llenen de gozo y mucha fe por medio de las bendiciones que el Señor puede otorgar a sus hijos.

rezos y plegarias a Santa Marta enamoradora

Oración a nuestra poderosa y amorosa patrona

Madre amable de mi vida, querida Santa Marta,

Madre que hoy nos adoptas,

Madre que hoy nos acompañas,

Nos cuidas y nos vigilas,

Oyes nuestras congojas,

Pues todo a ti te confiamos.

 

Enamorada estás de tus hijos,

Enamorada de quienes te veneran,

Enamorada de alma mía,

Enamorada hoy de los que te seguimos.

 

La vida que Dios me ha dado,

Las bendiciones que a diario recibo,

La luna y las estrellas,

El mar y el cielo,

Mi familia y mis amigos,

Mi trabajo y mi hogar,

Todo se lo agradezco a él,

Todo te lo agradezco a ti.

 

Tu intersección se hace presente,

Siempre acudes a mi llamado,

Tu corazón enamorado es evidente hoy de tus hijos,

Enamorada siempre de lo bueno,

Quiero seguir tu camino,

Amén.

Oraciones a Santa Marta enamoradora

Para el padre celestial no hay alguna cosa en esta vida que le sea imposible, y menos temas relacionados con los deseos del corazón, por ello, con la mediación de Santa Marta enamoradora, pide por medio de las siguientes oraciones por ese amor de familia, de amistad, o incluso de noviazgo/matrimonio.

Mi patrona, quiero vivir una vida plena en el amor de Dios, quiero que mi vida se ilumine con la fe y esperanza del espíritu santo, para que cada día pueda yo dar testimonio de mi Señor, el que todo lo ve. Quiero un corazón limpio y que mis pecados sean perdonados. Amén.

Nunca dejes que mi andar sea por el camino del mal, nunca dejes de protegerme cuando necesite de tu ayuda, porque solo tú eres capaz de curarme y darme aquello que me hace falta y que me llena. Que la gracia del Señor esté siempre conmigo. Amén.

Mi patrona, escucha mis plegarias, tú que llevas amor del Señor, y dame un poco de esa fuerza, de esa esperanza que necesito en mi día a día. Espero que tus bendiciones sean mi fe, para cada día levantarme con ánimo de luchar siempre del lado de nuestro Señor Dios. Amén.

Que el poder del Señor reine en el cielo y en la tierra, que ninguna criatura lo deje de adorar, porque solo él aleja la maldad y da vida eterna. Tú, mi patrona, que guías mis pasos al Señor con amor, paciencia y fe, dame entendimiento para cualquier cosa que haga, sea porque Dios así lo quiere. Amén.

Tú mi patrona, que das amor a los hijos de Dios, dame ese amor que necesito en el día para que todo lo que haga sea con el corazón, para que mis pensamientos no ofendan al Señor y dame sabiduría para que las tormentas no me derrumben. Amén.

Mi Santa, que mis palabras lleguen a Dios mediante tu buena fe, para que sean perdonados todos mis pecados y de todo aquel que ame al Señor. Pido por los enfermos y la protección para las enfermedades, para todo aquel que está buscando a al altísimo y para que se abran sus corazones y él les bendiga. Amén.

Que en mí reine tu protección, por todos los días y por siempre, que seas tú la que me guíe en los caminos difíciles y me des de ese amor de Dios para quererlo profundamente y cumplir siempre sus mandamientos, pues en ti está el altísimo. Amén.

Tú, mi patrona, que atiendes mis súplicas, dame el perdón de Dios y llena mi corazón de amor, a mi familia y a todos mis seres queridos. No me dejes caer en tentación y líbrame de todo mal que no me deje caminar hacia el Señor. Amén.

De noche y de día, dame esa esperanza y fe que necesito para enfrentar este mundo tan disfrazado, donde la avaricia, los vicios y las tentaciones son el principal motivo de la desobediencia a tus mandamientos. Mi Santa, agarra mi mano y conduce mi camino al que Dios quiere, al que el altísimo ha preparado para sus hijos. Amén.

oraciones a Santa Marta enamoradora

Te presentamos las palabras en formato video

Plegaria y rezos para pedir apoyo a Santa Marta la enamoradora

Prende una vela blanca, y deja que el poder del padre celestial te escuche para que aquello que le pides a nuestra patrona, se vaya cumpliendo.

Nunca dejes de orar a nuestro Dios y a Santa Marta. Reza un padre nuestro para que esas intenciones buenas sean escuchadas, y para que nuestros pecados sean perdonados, de tal manera que en el día a día seamos más entendidos en la sabiduría del Señor para caminar firmes hacia él.

Realiza un comentario